Conceptos básicos financieros


En el campo del management podríamos comprender las finanzas como la traducción numérica de la situación, evolución y futuro de la compañía. Su utilidad es incuestionable. Además de esto, no solo tienen su aplicación en el campo empresarial, sino que las familias administran también sus propias finanzas.

En el área financiera de las empresas suele haber 2 objetivos esenciales:

  • Conocer la situación patrimonial de la compañía en un instante dado y su evolución (pasada y futura): sus recursos, sus deudas, de qué forma han ido evolucionando estos. ¿Tenemos suficiente liquidez para encarar nuestras deudas en un corto plazo?, ¿tenemos inconvenientes con impagos de clientes del servicio?, ¿de qué manera pagamos a nuestros distribuidores? Estas y considerablemente más preguntas son el día tras día de las finanzas de nuestra empresa.
  • Tomar resoluciones financieras adecuadas para el buen funcionamiento de la organización. Estas pueden ser resoluciones sobre cuestiones como las siguientes:
    ¿Qué una parte del movimiento de la compañía debe ir a consumir y cuál a ahorrar? Sí, las compañías asimismo pueden y deben ahorrar. ¿Tenemos que invertir en algún bien? Por servirnos de un ejemplo, renovar maquinaria, la flota de automóviles, el equipamiento informático, etcétera. ¿De qué manera vamos a financiar esas inversiones? Con ahorros de la compañía, pidiendo un préstamo al banco, negociando un sistema de pago aplazado con el proveedor

¿Qué son los bureaus de crédito?

Los bureaus de crédito se hacen cargo de la administración y colección de la información de crédito de personas físicas y jurídicas facilitada por terceros. Esto es, en general el buró es un gestor de los datos facilitados por empresas que comparten su información crediticia para poder contrastar el estado de crédito de sus clientes del servicio o bien potenciales clientes del servicio en un futuro. O sea, para poder preguntar hay que contribuir anteriormente con sus datos.

¿Qué se entiende en finanzas por “riesgo de inversión”?

Toda inversión tiene un peligro asociado. Se define al peligro como la probabilidad de que el desempeño sea menor al aguardado. Por lo general, las inversiones con mayor resultado aguardado tienen mayor peligro asociado, es decir, tienen más riesgo. Las inversiones que se consideran menos arriesgadas son las letras del tesoro de U.S.A. en un corto plazo, puesto que están apoyados por fondos del gobierno de USA y se estima que tienen seguridad jurídica. Los bonos de países con una política fiscal volátil y con un historial de incumplimiento de pagos, tienen una mayor tasa de interés, puesto que se estima que su peligro es mayor.

El coste de las acciones acostumbra a tener una volatilidad mayor que el costo de los bonos. Los préstamos a empresas acostumbran a tener un peligro de default mayor que los préstamos al gobierno y los préstamos a individuos, acostumbra a tener un peligro todavía mayor en promedio.
Por lo general, podemos decir que la tasa de interés está integrada por el costo del empleo del dinero en el tiempo pero el peligro de la inversión.

Tipologías de riesgo de inversión

Hay diferentes tipologías de peligro que debes valorar en el momento de contratar productos financieros:

  • Peligro del mercado: es uno de los primordiales y viene dado por las oscilaciones del valor de la inversión con ocasión de las fluctuaciones internas del mercado de referencia para una tipología de productos determinada (por poner un ejemplo, es conocido que los mercados de valores son más volátiles que los mercados de renta fija).
    Peligro emisor: si la sociedad o bien la entidad que ha emitido el título en el que se invierte no sostuviese las obligaciones contraídas, el inversor podría perder los intereses y asimismo el capital que ha depositado* (en esos últimos años ha habido ciertos casos esenciales de sociedades transmisoras insolventes: la segunda D, la diversificación entre títulos, es el antídoto conveniente para este peligro).
  • Peligro de liquidez: este peligro está relacionado con la posibilidad de convertir la inversión en dinero sin una pérdida significativa del valor. La elección de un producto con poca liquidez podría no aceptar una veloz restauración de la inversión.
    Peligro de cambio: puede suceder cuando se invierte en títulos o bien en productos que tienen una divisa diferente del euro, como por servirnos de un ejemplo el dólar, la libra esterlina, o bien el yen. La variación del género de cambio puede producir minusvalías bastantes significativas.